jueves, 6 de octubre de 2016

Eucaristía mensual en la CEB: Imitemos los rostros de misericordia en la Biblia

CEBinformaciones 7.10.16. El pasado 9 de septiembre tuvo lugar la Eucaristía mensual de los colaboradores pastorales de la CEB, en esta ocasión se contó con la animación de la Comisión de Hermandad. El celebrante fue P. Konrad Lisowski, sacerdote alemán encardinado en la Diócesis de El Alto, un fruto de la hermandad entre Bolivia y Alemania, actualmente párroco en Virgen de las Nieves, en la zona de Alto Lima.

P. Konrad comentó los pasajes del antiguo y nuevo testamento, con varios personajes como Abrahan, Lot, Noemí, Ruth y el Buen Samaritano para ilustrar rostros de misericordia en el servicio, el saber hacerse cargo de los demás, vencer las adversidades y vivir el afecto sincero y la solidaridad. De esta manera animó a los asistentes a vivir esos mismos valores con alegría y convicción. Las eucaristías mensuales constituyen una invaluable fuente de alimento espiritual.
Queridos hermanos me han invitado a celebrar esta eucaristía, para un párroco de El Alto no es fácil, ¿puede un ciego guiarles? Pero me anima que estamos en el Año de la Misericordia y en el mes de la Biblia. Les propongo 4 rostros que nos muestra la Biblia sobre misericordia.

Primer rostro: Servicio
En el Génesis Abrahan deja elegir a su hermano Lot el mejor territorio. La cara de misericordia es dar la prioridad a los demás. Es algo que también nos invita a actuar a nosotros de la misma manera.

Segundo rostro: Hacerse cargo de los demás
Lo encontramos en la parábola del Buen Samaritano. El samaritano deja de lado la ley para atender a su hermano, pero además no sólo ayuda con hecho aislado, sino que entra en relación para un tiempo más, hacerse cargo, es una actitud que se compromete con el otro.

Tercer rostro: Vencer la adversidad
El libro de Ruth relata cómo se queda al lado de la suegra Noemí. Ellas mantienen el lazo de fraternidad más allá del vínculo legal. Ruth entra a formar parte de la genealogía de Jesús, a pesar de provenir de un pueblo excluido y maldecido.

Cuarto rostro: Afecto y solidaridad
Noemí apoya a Ruth para que pueda rehacer su vida. Noemí significa dulzura, ella ha perdido a su esposo y a sus dos hijos, es una viuda que es poco a los ojos de los demás. Noemí saca lo mejor de Ruth, es una invitación para que nosotros sepamos sacar también lo mejor de las otras personas. Todos conocemos a personas que al parecer nadie considera para otra oportunidad.

Otra enseñanza que extraemos es no juzgar a los demás, sino fijarse primero siempre en nuestros propios defectos. La Biblia nos ofrece muchos rostros de misericordia. Que tengamos un día lleno de misericordia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada